La puja mínima es la cantidad a partir de la cual el sistema permite realizar una puja al usuario. Se calcula en función del valor del bien objeto de subasta, y se establece para evitar que se realicen pujas que no se ajusten al valor real de lo que se subasta.